Madrid acogerá este 2018 la Primera Cumbre Parlamentaria Mundial contra la Malnutrición, en la que se propondrán estrategias para garantizar el derecho a la alimentación de todos los países

fao
mar 16 2018

Madrid acogerá este 2018 la Primera Cumbre Parlamentaria Mundial contra la Malnutrición, en la que se propondrán estrategias para garantizar el derecho a la alimentación de todos los países

Madrid será escenario, este 2018, de la Primera Cumbre Parlamentaria Mundial contra la Malnutrición. El objetivo de este encuentro será poner encima de la mesa las mejores estrategias para garantizar el derecho a la alimentación de todos los países, un aspecto clave en las tareas futuras de la ingeniería agronómica. Del mismo modo, este encuentro pretende que los parlamentos tengas un papel muy activo ante los desafíos de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 que persigue, entre otras metas, poner fin al hambre y lograr la seguridad alimentaria.

La cumbre, que busca construir una alianza parlamentaria global y una estrategia común a la hora de promulgar leyes y dotarlas de presupuesto para mejorar las políticas agroalimentaria, llega apenas un año después de que otra ciudad española, en este caso Valencia, reuniera a más de 100 de las 159 urbes que firmaron en 2015 el Pacto de Milán.

El Pacto de Milán

El Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán (MUFPP) o, abreviado, Pacto de Milán, es el primer protocolo internacional en materia alimentaria que se realiza a nivel municipal. Las ciudades que lo firmaron y las que lo firmarán se comprometen a “trabajar para desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados, para asegurar comida sana y accesible a todos en un marco de acción basado en los derechos, con el fin de reducir los desperdicios de alimentos y preservar la biodiversidad y, al mismo tiempo, mitigar y adaptarse a los efectos de los cambios climáticos”.

Las acciones promovidas por el Pacto de Milan, que está siendo apoyado decididamente por la la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), se organizan en seis ejes concretos:

  • Mejorar el contexto para que facilite la alimentación sostenible.
  • Fomentar entre la ciudadanía dietas sostenibles.
  • Buscar la equidad social y económica en el entorno.
  • Planificar acciones centradas en la producción alimentaria en zonas urbanas y periurbanas.
  • Mejorar el acceso a alimentos de proximidad y temporada.
  • Buscar el modo de limitar la pérdida de alimentos y la recuperación de desperdicios.

Del mejor modo de llevar a cabo estas acciones en el ámbito municipal, así como de acciones colaborativas entre las ciudades firmantes del Pacto de Milán, se habló en Valencia durante tres días.

 

0 Comments
Share Post
No Comments

Post a Comment